Pendientes Kora.

18,00

Pendientes hechos a mano, Kora. Para tí que  buscas un complemento en madera y dorado Champán, ideal para que luzcas radiante en cualquier ocasión.

Elaborados en madera de Fresno fantasía Ébano, productos naturales, procedentes de almacenes  con certificación  FSC. Tienen un peso de 5 gramos el par y 4.5  centímetros de largo total, con enganches en dorado y sujeción trasera hipoalergénica.

La decisión acertada a la hora de elegir regalar unos pendientes artesanales y únicos. ¡Un regalo con el que acertarás seguro!

 

 

 

 

Descripción

Sencillos, originales y muy bonitos. Pendientes hechos a mano Kora con ellos puedes combinar tonos neutros con atuendos de colores vivos. La originalidad de unos pendientes de diseño artesano, con los que destacar siendo el centro de todas las miradas. Elaborados en madera de Fresno fantasía Ébano, productos naturales, procedentes de almacenes  con certificación  FSC. Tienen un peso de 5 gramos el par y 4.5  centímetros de largo total, enganches en dorado  Champán y con sujeción trasera hipoalergénica. Con la seguridad de lucir unos pendientes, cómodos, orgánicos, especiales.  Llevas en tus orejas una joya creada en madera con un tratamiento con ceras y aceites naturales como el de Linaza o Camelia. Por lo que les permite resistir el sudor, una eventual lluvia. Es recomendable que no los uses en la ducha, las piscinas o la playa. Elaborados a mano cuidando todos los detalles para que disfrutes de una joya artesana. Son livianos y darán un toque de novedad a tu cajón de bisutería.  Encuentra más diseños  de pendientes originales en madera. Aquí. La decisión acertada a la hora de elegir regalar unos pendientes hechos a mano, artesanales y únicos.  Por lo tanto es ¡Un regalo con el que acertarás seguro! Para su limpieza y conservación  es aconsejable que los mantengas alejados de la humedad excesiva. Usa de vez en cuando cera en crema especial madera, para mantenerla hidratada, luego pasále un pañito que no deje pelusa. El engarce dorado y los enganches con pasarles un paño de esos que se usan para limpiar la plata, es suficiente. Así mantendrás  tus pendientes hechos a mano Kora, hidratados y brillantes. Te llegarán resguardados en una bolsita ideal para guardarlos cuando no los estés usando, dentro de una cajita  decorada a mano y que puedes reutilizar como un pequeño cajoncito para guardar tu bisutería.